jueves, 14 de marzo de 2019

¡EL GRAN TRABAJO DEL FLORISTA!

Donque quiera que vamos, las flores inundan el día a día, calle por calle, país por país. En cualquier lugar y momento, podemos descubrir preciosos ramos o arreglos florales engalanando fachadas, parques, interiores o el traje de los más afortunados y afortunadas. Todos estos trabajos son realizados por floristas profesionales.

Resultado de imagen para FLORISTA

Conjuntamente, todos los años se regalan flores. No importa el mes o el momento: se pueden regalar flores para el desayuno, para el nacimiento de un bebé, por San Valentín y por los cumpleaños. Aunque también se entregan estos bellos adornos en instantes menos dichosos de la vida: entierros y funerales.

Con todo, las flores son una realidad de las ciudades modernas. Una necesidad que no deja de crecer y bien vista por todos. Es por eso que, para dar soporte a tantos requerimientos, se requiere de una infraestructura profesional que se encargue de cuidar, vender y diseñar los arreglos florales.

Es aquí donde entra en juego el trabajo del florista.

Resultado de imagen para FLORISTA

El negocio del arte floral

En este punto, el florista forma parte de un sistema estructurado en torno al arte floral y a las floristerías físicas o virtuales. Un negocio contrastado que afecta no sólo a las urbes más pobladas, sino a todas las naciones. Los mayores productores y exportadores de flor cortada alcanzan unas cifras desmesuradas, gracias a esta demanda.

De las flores, tan apreciadas por su belleza, se encarga el florista. Su función: diseñar los arreglos, los ramos, los centros y los adornos vegetales más vistosos y agradables, siguiendo siempre los cánones del momento. Una labor encomiable que aúna tanto inspiración artística como conocimiento profesional.

Resultado de imagen para FLORISTA

El florista desarrolla sus tareas en la floristería o en un almacén similar, donde puede preparar los arreglos, cuidar de las flores y exponer los productos. En un planeta tan tecnológico como el actual, muchas tiendas optan por utilizar Internet como su escaparate principal, siendo capaces de llegar a mucha gente.

Con todo, el florista desempeña una profesión que requiere de una primera formación. Por eso, en España existe un grado medio y un grado superior en Artes Plásticas y Diseño, donde se puede aprender todo lo necesario del arte floral.

Las actividades del florista

Así pues, las funciones principales del florista son las de vender y preparar flores a nivel comercial. Como vendedores no se diferencian en exclusiva de otros trabajos de cara al público: disponen de un amplio catálogo de mercancías, desde flores cortadas, hasta flores preservadas, pasando por plantas en maceta o incluso plantas artificiales.

Resultado de imagen para FLORISTA

Pero como preparadores de arreglos florales tienen un extenso quehacer. Al fin de cuentas, ellos crean la moda del arte floral, un estilo cambiante y sujeto a muchas variables. Se trata de un talento delicado, en el que invertir muchas horas y muchos mimos, para concebir impresionantes joyas florales.

En definitiva, el florista elabora y exhibe numerosos y diferentes estilos: bouquets, ramilletes, centros, etc. Tras la confección de estos adornos, se presentan al público para su venta, independientemente de la necesidad del cliente: se pueden vender para una boda, para un cumpleaños, para un nacimiento, para una festividad o para cualquier otro evento de importancia.

No obstante, para que estas labores tengan éxito, se hace necesario que el florista conserve las flores en perfecto estado. Aquí se denota la calidad del producto. El florista se responsabiliza de regar, podar, cortar y limpiar el género floral; aplicando para ello las técnicas necesarias: abono, fertilizantes, higiene, agua, sol, etc.

Resultado de imagen para FLORISTA

Hecho esto, el florista podrá vender su producto al cliente más afortunado, indicándole cómo debe cuidar el ramo o asesorando para la redacción de una emotiva dedicatoria. Todo con el objetivo de hacer felices a sus seres queridos.

Una profesión en auge

En definitiva, el florista es un profesional en toda regla, que debe trasmitir mucha sabiduría e información, además de comprender la simbología de las flores y sentir la inspiración que éstas rezuman.

Desgraciadamente, aunque existen muchísimos centros de formación, los floristas también se enfrentan a una competencia desleal: supermercados que despachan ramos sin el menor cuidado, vendedores ambulantes que venden flores basándose en tópicos, y los precios irrisorios de algunos arreglos florales que demuestran la mala calidad del producto.

Sea como fuere, las flores siguen adornando, día tras día, balcones, patios, jardines, parques y domicilios, como una apuesta de la sociedad en materia de creatividad y belleza. Todo gracias a esas personas que, desde el anonimato, hacen posibles estos sueños.

Resultado de imagen para FLORISTA
Desde aquí, nuestro más sincero apoyo a todos los floristas que, como nosotros, intentan dispersar un poco más de alegría por el mundo.

Vía: https://www.regalarflores.net/blog/el-trabajo-del-florista/

jueves, 7 de marzo de 2019

LUCIÉRNAGAS EN TU JARDÍN

No hay muchas cosas en este mundo que tengan la capacidad de conmover a todas, o a casi todas las personas.
Los corazones se endurecen a lo largo de los años y de las dolorosas experiencias que nos brinda la vida. Las decepciones y los engaños llevan a muchos a perder la fe en las personas, a que dejen de confiar o de esperar nada de los demás.

Resultado de imagen para LUCIÉRNAGAS
No obstante tengo la sensación que para cualquier persona, sea una incrédula o un escéptico de la humanidad, es inútil intentar evitar que surja una sonrisa en la comisura de sus labios, cuando tiene la suerte de cruzarse con luciérnagas en un sendero, cuando éstas surgen sin más mientras se está sentado disfrutando del caer de una cálida noche de verano en el porche o en el jardín. ¿Qué tienen esos seres mágicos que son capaces de hechizar a todos con su parpadear, aparecer y desaparecer?
Aun me acuerdo la primera vez que vi cómo se encendía una lucecita voladora en el jardín para ocultarse unos segundos después. Fascinación es la única palabra que encuentro adecuada para describir la sensación que me invadió. ¿Cómo podía aquello ser posible? ¿Sería una estrella que habría bajado a la tierra? Mi cerebro tardó varios segundos en procesar lo que veía, en digerir que algo pudiera recoger tamaña belleza.
Resultado de imagen para LUCIÉRNAGAS

Primero notas a una, que es la que te sorprende. Luego otra y algunas cuantas más… En pocos instantes estás rodeado de pequeñas oscilaciones de magia en una de las muchas veredas de la vida.
Luego te pones a perseguirlas porque quieres ver cómo funcionan, ver como es el pequeño ser que tiene la capacidad de generar luz propia. Las encierras en un bote de cristal en un vano intento de poseer la magia que desprende, únicamente para darte cuenta minutos después de que la estás matando, ya que cuando los aprisionas se encienden solamente unas pocas veces más. Aprecias que es un insecto muy normal y te decepcionas, porque esperabas ver algún tipo de hada. Pero no le sueltas, no le devuelves a la libertad que antes disfrutaba, porque en tu interior habita una esperanza de que vuelvan a encenderse exclusivamente para ti.

Resultado de imagen para LUCIÉRNAGAS
Las noches siguientes buscas más luciérnagas, ansioso por volver a encantarte con el silencioso espectáculo de luces de la naturaleza. Pero cada día las ves menos, y crees que es por haberlas capturado alguna vez, sin entender que fue al tocar el entorno donde habitaban cuando has contribuido a que dejen de encontrarse. Ya que las luciérnagas no migran, huyen o buscan otro sitio. Ellas simplemente desaparecen en la noche oscura, dejan de brillar y luego de existir.
¿Los culpables?
Nosotros sin lugar a dudas, con nuestro estilo de vida insostenible, nuestra ansia de poseer a todo, destruimos su hábitat natural, contaminamos con pesticidas y con demasiada luz. Una contaminación lumínica que las engaña, que las maltrata.
Hace mucho, mucho tiempo que no veo una luciérnaga y eso es porque estamos haciendo con que desaparezcan, como tantas otras cosas, animales, plantas, ríos a los que maltratamos con nuestra ambición por dominar y conquistar, destruyendo todo lo que se interponga en el camino. Dichosa ansia de adueñarse del mundo.
Imagen relacionada

Hoy me pregunto cuántos niños no tendrán siquiera la oportunidad de ver nunca a una luciérnaga. De apreciar algo tan efímero y al mismo tiempo tan extraordinario. Algo que seguramente les haría desviar la mirada de sus dispositivos electrónicos, por un largo rato. Vida en estado puro, naturaleza indómita y enternecedora al mismo tiempo.
¿Qué estamos haciendo con nuestro mundo? ¿Con el hogar de nuestros hijos y nietos? ¿De cuánto más les vamos a privar? Las luciérnagas son apenas un ejemplo de todo lo que estamos dejando escapar de este misterioso universo, de lo que nos estamos perdiendo.
¿Porque seguimos esperando que algo pase? ¿Que alguien haga algo por nosotros? ¿Es que no nos damos cuenta que el cambio tiene que surgir de dentro? La conciencia debería estar más despierta a lo que estamos haciendo a nosotros mismos. Sin embargo nos engañamos cada día, creyendo que es culpa de los demás si todo va tan mal. Pensamos que no somos nadie, que no tenemos fuerza suficiente para luchar por lo que debe cambiar. Pero a su manera cada uno podría aportar un pequeño grano de arena, simplemente con avivar la voluntad de ser parte de un cambio. De una conciencia más ecológica y sostenible. Puede que no sea suficiente, pero vale la pena intentarlo. Vale la pena dejar de ser enemigos de nosotros mismos.
Resultado de imagen para LUCIÉRNAGA
Vale la pena ser esa lucecita solitaria en una noche cálida de verano que despertará la ilusión de los que les rodean y que hará que pronto la magia vuelva a suceder.
Monique Briones
Vía: http://jardinesconalma.com/2016/09/luciernagas-en-el-jardin.html

jueves, 21 de febrero de 2019

TIPS PARA CUIDAR TUS FLORES

Recibir un ramo de flores es muy satisfactorio. Sonrisas, abrazos, agradecimientos. Intensas emociones que se trasmiten desde el emisor hasta el destinatario, y viceversa. También se trata de un regalo tan especial como frágil. Por eso, queremos enseñarte cómo prolongar la vida de las flores naturales.
Un protagonista tan exclusivo de celebraciones y aniversarios merece un cuidado a la altura de las expectativas. Aprender a preservarlo hará que un obsequio tan elegante, emotivo y ornamental, dure mucho más tiempo en nuestro hogar. Gracias a ello, nos contagiamos durante mucho más tiempo de la belleza y la alegría que irradia un ramo de flores.

Resultado de imagen para RAMOS DE ROSAS

La trascendencia de la ubicación

Es vital seleccionar un área benigna en donde colocar el ramo de flores. A la hora de preferir un jarrón, son más adecuados los recipientes de cristal que los receptáculos de plástico o cerámica. Estos últimos, al ser más porosos, pueden generar mayor suciedad.
En cuanto a la ubicación, hay que buscar un rincón de la casa donde no incidan las corrientes de aire ni pueda llegar el sol directamente al ramo de flores. Estufas y deshumidificadores deben situarse lejos de las mismas, para mantener su frescor durante más tiempo.
Asimismo, hay que tener en cuenta que recogeremos el ramo de flores envuelto en papel decorativo, con atrezo y adornado de hojas secas. En esta primera manipulación, debemos tener bien limpias las manos, para no manchar los pétalos. A continuación, hay que quitar este embalaje y las hojas sobrantes, antes de cortar parte del tallo y sumergir las flores en agua.

Resultado de imagen para FLOREROS

Manipular el tallo

Cortar el tallo es un requisito básico a la hora de conservar un ramo de flores. Una vez recibido el regalo, habrá que proceder a cortar un centímetro de la parte inferior del tallo de cada una de las flores. Al hacerlo, éstas podrán absorber mejor el agua.
Para realizar dicha tarea, conviene utilizar cuchillos lisos, sin sierra y evitar las tijeras. La incisión ha de ser oblicua, con una inclinación cercana a los 45 grados. Repetiremos esta operación cada dos días, aproximadamente.

El agua: un factor de vida o muerte

Una vez cortada una parte ínfima del tallo, instalaremos el ramo de flores en un jarrón de cristal, lleno de agua a temperatura ambiente. Además, debe ser lo más pura posible, por lo que si la calidad del agua doméstica es deficiente, conviene emplear botellas de agua mineral.
En cuanto a la disposición del ramo dentro del recipiente, únicamente los tallos han de estar sumergidos en el agua. Los pétalos y las hojas nunca deben rozar el líquido. En caso contrario, la flor se marchitará rápidamente.

Imagen relacionada

Consejos sobre higiene

Para mantener el agua limpia, habrá que cambiarla una o dos veces a día. Se puede aprovechar ese instante para cerciorarnos de la salud del ramo y eliminar cualquier hoja, pétalo o flor que se haya marchitado o desprendido. También, conviene enjuagar el jarrón.
Si el ramo se ha manchado de polvo o cualquier otro elemento, se puede limpiar mediante una esponja seca, y siempre delicadamente. Hay que cuidarlas pensando en su fragilidad.


Conservantes y remedios caseros

De cara a preservar mejor el ramo de flores, se pueden emplear algunos conservantes especiales, los cuales pueden encontrarse en cualquier floristería o establecimiento de jardinería. Estas sustancias se disuelven en el agua, por lo que no será necesario cambiarla diariamente si se utilizan dichos conservantes.
Además de este producto comercial, existen numerosos remedios caseros que ayudan a preservar el ramo de flores. Por ejemplo, el cloro es uno de los mejores desinfectantes de agua que existen. El enjuague bucal, por su parte, ayuda a combatir hongos y bacterias.
También se puede añadir un cubito de hielo para que disminuya un poco la temperatura del agua. Al hacerlo se conservará mejor la flor y se postergará la aparición del etileno, una hormona vegetal que acelera el envejecimiento.
Asimismo, es útil disolver una cucharadita de azúcar en el jarrón para suministrar nutrientes al ramo de flores. En reemplazo del azúcar, se puede agregar un chorrito de una bebida azucarada de limón.
Entre estos remedios caseros y de bajo coste, destaca el uso de la aspirina. Este medicamento favorece el flujo de los vasos internos del tallo, por lo que la flor recibirá con más facilidad el agua que necesita.

Resultado de imagen para FLOREROS

Cuidados especiales para cada especie

Estos consejos para prolongar la vida de tu ramo de flores, sirven con casi todas las especies vegetales existentes. Pero no hay que olvidar que cada género requiere sus propios cuidados. A tal efecto, vale la pena informarse sobre los requisitos de cada flor en concreto.
Por ejemplo, las rosas aguantan mejor en agua fría y es conveniente quitarles las espinas. Los lirios tienden a mancharse considerablemente debido a los estambres rojizos que poseen, pero nunca hay que caer en la tentación de limpiarlos con agua; siempre usar un paño seco. Por su parte, las hortensias pueden deshidratarse con cierta frecuencia, en cuyo caso se puede rociar el ramo con agua fría.
Pero, afortunadamente, la mayoría de los ramos de flores procedentes de floristerías profesionales están manipulados para que duren más de lo habitual. Por lo que, aunque no tomes las precauciones indicadas, es muy posible que el ramo te duré aproximadamente una semana. Eso sí, si sigues nuestros consejos seguro que las flores perdurarán fácilmente un mes. ¡Algo que llenará tu casa de alegría y color!

Resultado de imagen para FLOREROS

Vía: https://www.regalarflores.net/blog/como-conservar-las-flores-naturales/